Doce lugares imprescindibles que visitar paseando por Ayna

Queremos que aproveches al máximo tu tiempo y te lleves un gran recuerdo de la “experiencia Miralmundo”; porque este tipo de listas se llevan, y nuestros huéspedes, ante todo, son gente moderna y al día, gente especial!!

Situado junto a la Carretera que nos une con Albacete, encontrarás unas vistas privilegiadas del valle del Río Mundo.Situado en “La Rodea grande”, así es como se conoce aquí esta curva de la carretera que llega a Aýna, sirve como homenaje a la película “Amanece, que no es poco” que José Luis Cuerda rodó en el pueblo en 1988. La foto en el sidecar es de obligado cumplimiento!!Zona donde se sitúan las piscinas municipales. Es un parque infantil y una bonita zona entre montañas con pequeñas cascadas y acequias de agua, es agradable perderse entre el ruido y frescor del agua. Este agua es utilizada para el consumo del pueblo y para regar las numerosas huertas.En la calle principal, junto al Centro Social, un gran mirador frente a la montaña que preside el pueblo, que te regala unas vistas espectaculares.A este mirador se llega por la calle Calle Castillo: un estrecho callejón que pasa por debajo de las rocas . En estas rocas se abre una grieta por la que se accede al mirador con vistas al valle, es magnífico!!Construida en 1.953 sobre los restos del Castillo de la Yedra y la antigua ermita de la patrona, la Virgen de lo Alto. Destaca la torre, construida en piedra de sillería en el S. XVII que pertenecía a la citada ermita y las tres campanas, que están fechadas entre los siglos XVIII y XIX.De forma alargada con un gran graderío, que en las fiestas patronales sirven para ver los toros, destaca el olmo centenario que creció entre el graderío.Justo detrás de la plaza Mayor se encuentra uno de los lavaderos que existían a lo largo del pueblo. Allí las vecinas antiguamente hacían sus coladas, aprovechando unas de las acequias que recorren el pueblo.Estas calles son las que mejor conservan el auténtico sabor a pueblo serrano, por sus calzadas estrechas y sus casas de fachada estrecha y alta, construidas así para aprovechar el poco terreno disponible.En muchos lugares del recorrido por Aýna, podrás encontrar distintas indicaciones que señalan que en ese punto se rodó alguna escena de la película como: el semillero de hombres, la huerta del tío Pedro, el paso de Elena (labradora) a los bancales.Donde cae el agua procedente el agua sobrante del manantial de la Toba.Antiguo campo de fútbol que cuenta con un gran arbolado, resulta muy agradable en los días de verano para pasar allí un ratito jugando con los niños a la sombra de estos árboles. También dispone de mesas de madera para poner disfrutar de una agradable merienda.JTNDY2VudGVyJTNFJTNDaWZyYW1lJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cHMlM0ElMkYlMkZ3d3cuZ29vZ2xlLmNvbSUyRm1hcHMlMkZkJTJGZW1iZWQlM0ZtaWQlM0QxMGUzVzVucks5czRnUHZZUmtvR1RsMUlUWnFnJTIyJTIwd2lkdGglM0QlMjIxMDAlMjUlMjIlMjBoZWlnaHQlM0QlMjI1NTAlMjIlMjBmcmFtZWJvcmRlciUzRCUyMjAlMjIlMjBzY3JvbGxpbmclM0QlMjJubyUyMiUzRSUzQyUyRmlmcmFtZSUzRSUzQyUyRmNlbnRlciUzRQ==