“La Mitad invisible” rememora el 25 aniversario de Amanece, que no es Poco.

La Mitad Invisible es un programa sobre arte, en su sentido más amplio. Cada capítulo está dedicado a una obra concreta y a su autor, si lo tiene, sobre la que  descubriremos informaciones que están más allá de lo que simplemente se ve.

El programa lo conduce Juan Carlos Ortega y en cada capítulo profundiza en los aspectos esenciales y triviales de la obra a través de entrevistas a expertos, visitas a lugares relacionados con la obra, búsqueda de archivo gráfico y un largo etcétera que dependerá de la obra escogida.

Juan Carlos Ortega, escritor, humorista y presentador de radio y televisión. Es autor de los libros Buenos días, Sócrates y Morirse es una mierda. Ha colaborado en programas de Telecinco como crónicas Marcianas, Antena 3, Cuatro (donde dirigió y presentó La noche americana), y Canal Plus (dirigió y presentó el programa de humor Las buenas gentes de España). En la actualidad presenta el programa cultural La mitad invisible en la 2 de TVE, y en radio es colaborador en la Cadena SER, en La ventana, con Gemma Nierga, y en Radio Nacional de España, en los programas La noche en vela, de Pilar Tabares, y No es un día cualquiera, de Pepa Fernández. En este último emite cada sábado su sección “Cuentos Para Ulises”, dedicada a su hijo.

El gancho de “La Mitad Invisible” es la investigación, el recorrido personal y la búsqueda de materiales o de personas que puedan aportar información, tanto las explicaciones básicas como datos secundarios que están detrás del arte y están relacionados con el lugar, la obra, el autor o el momento histórico.

El conductor, desde un punto de vista muy personal, aprovecha el recorrido, el ir detrás, para comentar las características principales del autor y la obra que no se pueda explicar a través de las entrevistas. Y  también para hacer reflexiones de todo tipo sobre lo que va descubriendo.

La Mitad Invisible analiza en cada programa una obra de arte y a su autor. Se entiende por obra de arte una creación artística de cualquier de las siguientes categorías: pintura, escultura, arquitectura, cine, literatura, composición musical, teatro, danza…

Rodaje de los escenarios de ‘Amanece que no es poco’ en Ayna y Liétor

“Amanece que no es poco” es el icono cinematográfico de nuestra comarca, la obra maestra de la comedia delirante en España”. Esta película, del director albaceteño José Luis Cuerda, se rodó íntegramente en los municipios de Ayna, Liétor y Molinicos.

La Junta de Comunidades de Castilla- la Mancha, junto con los Ayuntamientos implicados y el Grupo de Acción Local de la Sierra del Segura se han encargado de impulsar y promocionar el turismo cinematográfico en estas localidades. Una de las consecuencias que ha tenido dicha promoción ha sido la creación del Centro de Interpretación de la película, ubicado en el casco histórico de Ayna, concretamente en la Ermita de los Remedios, para su visita se requiere pedir cita previa en el Ayuntamiento.

Durante el día y medio que duro su estancia, los integrantes del equipo “LA MITAD INVISIBLE”, de TVE, se alojaron en Miralmundo, durante nuestro pueblo la grabación recorrieron  los principales escenarios del rodaje de la película que este año cumple 25 años, como fueron “El Garganton” desde donde los actores ven amanecer en la película, el mirador del Sidecar, el semillero de hombre donde acompañó Jose Lozano más conocido para nosotros “José el de la Rita”, más tarde visitaron a Vicente González uno de los Belgas en su panadería, el camino de las huertas que recorría Pastora Vega, posteriormente Paco Martínez el niño sonámbulo les enseño el Centro de Interpretación de la película.

A la hora de comer nos desplazamos a Liétor donde nos recibió Josefa, su alcaldesa, en el patio de mujeres donde compartió una charla con el presentador, a la hora de la comida pudimos degustar los platos más típicos de la comarca en La Posada Maruja, como atascaburras, gazpachos, olla y miel sobre hojuelas, después de la comida el cura D. Paco nos acompaño a visitar la ermita Belén la iglesia de la película para finalizar su estancia en la comarca acompañe al presentador a recorrer en zig zag  una de las típicas calles que podemos encontrar en cualquiera de nuestros pueblos e igual que hacía con Ngué Ndomo, en mi papel de “niño deprimió”.

Resulta paradójico que, después de 25 años, la película “Amanece que no es poco” tiene aún unos índices de audiencia espectaculares entre los forofos de la misma y los que no lo son tanto. Invito desde esta nota de prensa a los habitantes de la comarca de la Sierra del Segura a visitar los escenarios de la película en estas tres localidades y, por supuesto, el centro de Interpretación de la película.